Regulaciones estatales

AASHTO

La Asociación Americana de Oficiales de Transporte y Carreteras Estatales (ASHTO, siglas en inglés) representa a los cinco modos de transportación, incluyendo, el aéreo, la transportación por carreteras, por ferrocarril y por agua. La ASSHTO es un cuerpo que establece normas y publica especificaciones para productos que se emplean en el diseño de carreteras, específicamente su objetivo es permitir el desarrollo, funcionamiento y mantenimiento de un sistema nacional de transporte integrado.

Obtenga más información www.transportation.org.

M306

Las piezas fundidas deben elaborarse a partir de hierro conforme a ASTM A48, Clase 35B, según se refiere en la sección 3.1 de AASHTO M306. Las piezas fundidas de hierro dúctil deben cumplir con la norma ASTM A536. El material de hierro empleado en los productos suministrados debe contener un mínimo de material reciclado del 75%. Los materiales reciclados deben estar compuestos de material postcomsumo.

MCA

La Asociación Municipal de Moldeados (MCA, siglas en inglés) es una organización no lucrativa con miembros dedicados a proveer conocimientos y recursos necesarios para los fabricantes, especificadores y usuarios de productos de infraestructura de hierro fundido. Su objetivo es garantizar que esos productos cumplan con todas las leyes, regulaciones, normas aplicables, especificaciones y requisitos de calidad relacionados con la compra y utilización de estos productos.

Obtenga más información www.municipalcastings.org.

Buy America

Introducción, Por ley, deben utilizarse productos americanos de fundición de hierro en todos los proyectos de transporte y los proyectos nacionales o locales financiados con dólares del sistema de transporte federal. Entre los productos que la ley abarca se incluyen marcos de bocas de acceso, marcos y rejillas de sumideros, enrejados de hierro y acero para sumideros y una variedad de productos de hierro.

Las disposiciones de la ley "Buy American", conocidas como la ley de transporte intermodal terrestre de 1991, exige explícitamente que las piezas fundidas de hierro fabricadas dentro de las fronteras de los Estados Unidos sean utilizadas en los proyectos de infraestructura del sistema de transporte federal. Esta disposición apareció por primera vez en la ley de transporte terrestre de 1982. Sin embargo, en aquel entonces, la ley exigía que solo se podían utilizar "productos de acero hechos en los Estados Unidos" en los proyectos de transporte financiados por el gobierno federal. Con la aprobación de la legislación de 1991, el Congreso aclaró la ley de 1982 declarando específicamente que los productos de hierro estaban incluidos en la disposición "Buy American". La disposición "Buy American" del Departamento de Transporte ahora versa "productos hechos en los Estados Unidos de acero, hierro y material manufacturado".

Productos Canadienses, Tenga en cuenta que si bien las disposiciones de "Buy American" de ciertas agencias federales ahora definen como nacionales los productos canadienses (con algunas restricciones), estos productos se consideran como productos de fabricación extranjera bajo las regulaciones "Buy American" de los departamentos de transporte y energía.

Penalidades, Puesto que las disposiciones de "Buy American" de la ley de 1991 exige explícitamente que las piezas fundidas hechas en las fundiciones de los Estados Unidos sean utilizadas en los proyectos de infraestructura de transporte federal, el conocimiento del país de origen de los productos es particularmente importante para aquellos oficiales que busquen productos de hierro para tales proyectos.

Si un contratista violase la ley utilizando productos extranjeros, el recurso normal es penalizar al contratista reduciendo el precio del contrato en una cantidad igual a la diferencia entre el coste del material extranjero suministrado y el coste de un material similar de fabricación nacional. El contratista que certifique fraudulentamente que suministrará productos hechos en los Estados Unidos también incurrirá en penalidades civiles según la ley de declaraciones fraudulentas.

Existen penalidades severas para el contratista o subcontratista público que, de forma engañosa, adjunte una etiqueta de "Hecho en los Estados Unidos" a un producto que se utilizará en un proyecto federal de carreteras o que malinterpretare intencionalmente el país de origen del producto. Estas penalidades incluyen la inserción en la "Lista de excluidos del programa de adquisiciones" la cual se hace circular por todas las agencias federales. Por otra parte, la parte que oferta puede estar sujeta a otras penalidades civiles y criminales de hasta $5000 o encarcelamiento por un período de un año por cada violación.

Al contratista que no cumpla con las disposiciones de "Buy American" se le prohibirá recibir otros contratos de construcción de cualquiera de las agencias del gobierno federal durante un período de tres años. La prohibición de tres años también se aplica a subcontratistas o suministradores asociados al contratista.

Buy American

La ley "Buy American" fue aprobada en 1933 por el presidente Roosevelt. La ley exigía que el gobierno de los Estados Unidos en sus operaciones de compra tuviera como primera opción productos hechos en los Estados Unidos. Otros artículos hacen extensivos requisitos similares a compras de terceros que emplean fondos federales, por ejemplo los programas de tráfico y carreteras.

La ley "Buy American" se aplica a todas las compras de bienes realizadas por agencias del gobierno federal de los Estados Unidos las cuales se valoran por encima del micro umbral de compras, sin embargo no se aplican a los servicios. Según la ley, todos los productos de uso público (artículos, materiales o suministros) deben ser producidos en los Estados Unidos y los artículos manufacturados deben ser fabricados en los Estados Unidos con materiales americanos. Muchos estados y municipalidades incorporan similares requerimientos geográficos de producción en sus programas de adquisiciones.

envelope
Envíenos un correo electrónico hoy